martes, 9 de octubre de 2012

Laventae

Me gusta cocinar, es verdad, aunque no siempre tenga ni el tiempo ni la maña suficiente para hacer algunos platos, pero también me gusta salir a comer, porque no es solo eso, no es llegar al restaurante y que te vayan poniendo por delante todas sus delicias; es preparar ese día, comprobar de antemano que el restaurante que hemos elegido es, por lo menos, accesible, investigar sobre la comida que hacen y después, claro... comprobarlo.

Laventae es un restaurante perteneciente a la cadena hotelera Rafaelhoteles, concretamente, se sitúa en mi ciudad, en Alcalá de Henares. No llegamos a él de una manera programada, pero nos alojamos allí unos días y, aunque casi todos los días comíamos fuera, de pinchos, disfrutando de sus calles, sus gentes y su variada oferta gastronómica, hubiese sido delito no comer en su restaurante. 

 El restaurante, tanto en desayunos como en comidas, se caracteriza por la variedad de productos que ofrece, cocina internacional con productos de temporada, por lo que su carta cambia dependiendo de lo que se vayan a encontrar en el mercado. El espacio en el que se desarrolla es moderno sin perder la calidez, un lugar agradable en el que se mezclan los tonos negros y beiges.





En cuanto a la carta, decir que no es una oferta exagerada, no le sobran platos y eso me gusta porque te da pie a probar algo más en otra ocasión sin que te desborde todo lo que te podrías pedir y no puedes hacerlo, aunque solo sea por seguir respirando sin que te apriete el cinturón. A nosotros nos gusta pedir algo para compartir al principio y esta vez nos decidimos por su surtido de croquetas -jamón, bacalao y chipirones en su tinta- y unos langostinos envueltos en patata. En ambos casos muy bueno,las croquetas, crujientes por fuera y suaves por dentro, muy bien trabadas, y los langostinos, crujientes y nada grasos, si bien cambiaría el acompañamiento, que fue en los dos platos de patatas paja y ya no sabíamos qué hacer con ellas.



Decir que en todo momento el servicio fue excelente, muy cuidado y discreto, sin agobiar al cliente.

Después de los entrantes, el pinche eligió una hamburguesa doble con queso y bacon - junto a unas patatas paja de acompañamiento- y, aunque pintaba muy bien, no se la pudo terminar de lo grande que era y lo mucho que llenaba.




En mi caso, y como no había probado nunca este tipo de patata, me decidí por unas carrilleras guisadas con vino tinto sobre crema de patata morada y crujiente de puerro. Las carrilleras estaban tiernas, jugosas y la crema suave de textura, pero con muchísimo sabor, me sorprendió esa diferencia entre tubérculos, parecia que estaba en el huerto, empapándome de todo lo bueno.


 Por último, los postres. Una comida no puede terminar sin esa guinda, no es obligatorio que sea algo muy elaborado, una fruta de temporada, dulce, tierna puede ser perfecta para que el estómago descanse tras una sucesión de buenos y contundentes platos. Mientras que el pinche se dejó tentar por un helado de chocolate belga y rosetones de nata, a mí me sedujo una ensalada de frutas de lo más apetecible.




 Para poder disfrutar de una mesa así, no hace falta ser cliente del hotel, ya que su servicio de restauración está abierto a todo el que quiera compartir mesa con ellos.

Laventae, un restaurante a tener en cuenta si paseamos por las calles que domina, desde lo alto, Cervantes.

9 comentarios:

  1. Pues, nosotros, antes, salíamos más a comer fuera, pero últimamente apenas lo hacemos, pero, viendo la cantidad de cosas ricas que habéis catado, dan ganas de ir ese restaurante,los langostinos envueltos en patata, me han encantado
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Asi me gusta cuidándote como te mereces que de vez en cuando qué bien sienta ir a comer de restaurante y que nos sorprendan con sus elaboraciones......

    Se ve todo bien rico , la super hamburguesa no me extraña que no se la pudiera terminar, maminaaaaaaa !!!

    Pues nada me apunto el nombre del sitio por si algún dia me dejara caer por ahi .

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  3. Se ve todo muy rico, y desde luego que un dia es un dia y de vez encuando da gusto comer en un sitio estupendo como este. Besicos

    ResponderEliminar
  4. Acabo de llegar a tu blog y visto lo visto, como me gusta, me añado a tu lista de seguidores.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  5. Hola Elen ..esos langostinos me han llamado mucho la atención , las carrilleras y ese helado de chocolate Belga ..uhmmmm que requete bueno ..así da gusto salir de casa ..bicos

    ResponderEliminar
  6. Elen preciosa,pero que gustazo darse un buen menú de platos de esta categoría y es que la verdad apetece a veces sentarse para que la sirvan a una verdad? me encantan todos los platos así que no sabría con cual empezar.....
    Mil besitos preciosa y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    El restaurante se ve estupendo y los platos deliciosos.
    Gracias por compartir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Toda la comida tiene muy buena pinta, habrá que probar.
    http://recetasytrucos-cocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar