lunes, 18 de abril de 2011

FOCACCIA DE ROMERO CON BACON.

Whole kitchen en su propuesta salada para el mes de abril, nos invita a preparar Focaccia.

Esta es mi primera entrada dentro del Cículo Whole Kitchen.
Los que me visitáis habitualmente o leéis mis comentarios ya sabéis que me daba un poco de reparo ponerme a amasar, me parecía algo muy complicado y la verdad es que tengo que decir que no es cierto. Lleva un tiempo, me mancho y lo mancho todo, pero es una sensación estupenda tener las manos llenas de harina, formar la masa, esperarla...
Ahora no hay semana que no amase, seré de extremos. Es una receta muy buena para días de fútbol, la dejas preparadita y la comes en el descanso o también, te la llevas al salón. 
La focaccia es un pan plano al que se le puede poner algún ingrediente por encima, así los he visto yo en los restaurantes italianos, tiene un sabor y una textura que te deja con ganas de seguir amasando al día siguiente. Un trozo de este pan llena bastante, en casa hice para nosotros dos, hice cambios en las cantidades, y es cierto que con la mitad de lo que me puse ya estaba llena.
Os voy a poner la receta tal cual y vosotros ya la adaptáis a vuestras necesidades.

FOCACCIA DE ROMERO Y BACON.
Ingredientes
- 500 gramos de harina de fuerza.
- 125 ml de agua tibia.
- 12 gramos de levadura fresca.
- 250 ml de agua fría.
- 5 gramos de sal.
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Bacon.
- Romero.

Elaboración
Mezclamos la levadura con la mitad del agua fría y lo dejamos reposar unos 10 minutos hasta que haga espuma.
A 125 gramos de harina le ponemos la sal y formamos un hoyo en el centro. A la levadura le añadimos el resto del agua tibia, el agua fría y el aceite. Lo vamos incorporando todo poco a poco y añadimos otros 250 gramos de harina.
La masa se quedará más dura y ese es el momento de empezar a amasar con las manos. Rocía la encimera, bien limpia, con harina y pasa la mezcla para empezar a trabajar. Tenemos que amasarla durante 5 minutos para que quede elástica. En este momento es cuando añadí el romero y seguí amasando hasta que quedara todo uniforme.
Estiramos la masa con la forma que se quiera y la dejamos fermentar en un lugar tibio durante media hora o hasta que doble su tamaño.
Transcurrido ese tiempo, estiramos un poco, la acomodamos en nuestro molde y le practicamos esos hoyos tan característicos con los dedos. Echamos por encima unas gotitas de aceite y lo estiramos con la palma de la mano.
Dejamos nuestra masa reposar de nuevo durante una hora.
Con el horno ya precalentado a 200º, le ponemos un poco de bacon por encima y cocemos nuestro pan unos 10 minutos o hasta que los bordes estén doraditos.
 

Como se ve, lo corté en bastones anchos, que es como lo he visto en los italianos.
Buen provecho.

lunes, 11 de abril de 2011

PASTEL DE PATATA Y POLLO CON SOJA - GANADOR DEL CONCURSO

 -Hoy es un día de descubrimientos.

Quién no ha comido una patatita asada...yo sí, pero nunca las había hecho y mucho menos manipulado y aún hoy, después ya de cuatro días, estoy encantada. Quienes leéis el blog, sabéis que eso de pelar patatas es mi martirio particular. Tengo un montón de pelapatatas y no me apaño, prefiero el cuchillo y después, cada patata tiene su forma, a cada cual más rara y difícil de pelar, así que para preparar 3 patatas de nada, necesito una hora.
Unas veces las corto a la mitad, a lo largo, y ya con una buena base, voy quitando la piel poco a poco y otras, las corto en rodajas gruesas y repito labor de despelleje.
El otro día vi en la tele unas papitas rellenas y se me antojaron, pero las mías son chiquititas y no dan para rellenar bien, pero de todas maneras las asé y cuando tuve que pelarlas...qué maravilla, sale la piel a tiras con mínimos esfuerzos y en 30 minutos tenía las 4 cortadas, peladas y machacadas, un ahorro más que considerable. Por otra parte, se aprovecha muchísimo más ya que la piel sale mondada, sin nada de carne.

Otro descubrimiento...hoy es 11 de abril, día de conocer al ganador del concurso Cocina Literaria. Al final de la entrada lo sabremos.
No sé si os pasa, pero el pollo suiempre lo hago de la misma manera y cuando miro recetas, como esta cocina es aún muy novata, me faltan especias o cualquier otro ingrediente,así que al ajillo, asado o guisado con tomate...Pues no, he cambiado,por fiiiiin, he utilizado verdurita y salsa de soja y el resultado es más que bueno.
Por cierto, lo que no falta aquí son los moldes, qué vicio tengoo. El viernes fuimos a encargar una lámpara y justo en la otra acera está el Lidl, obligué a mi novio a entrar, le pregunté si llevaba dinerito, que yo había salido de señorona ese día y me llevé el molde más bonito que vi, uno con capacidad para 6 bund cakes chiquiniiiiiiiiiinos, preciosos, me encanta. Tras el para qué necesitas eso si ya tienes un montón de estos rojos de mi novio, yo salí la mar de contenta, como una niña, con mi juguete nuevo. Y es que al que me regalaron en Navidad no le doy un respiro y ya me pide hasta los moscosos que le tocan por convenio.
Después de este rollo que os he metido, la receta, con la amenaza clara de seguir luego.

PASTEL DE PATATA Y POLLO CON SALSA DE SOJA.
Ingredientes.
- 2 muslos de pollo con persona -yo tenía trocitos de pechuga y lo combiné todo-.
- Ajo.
- 1 puerro.
- Medio vaso de vino blanco.
- Aceite.
- Agua.

Para los pasteles de patata.
- 4 patatas pequeñas.
- 1 huevo.

Elaboración.
Empezamos con las patatas. Elegimos 4 patatas, las lavamos, las envolvemos en papel de plata y las asamos a 190º durante 20 minutos. Esperamos a que se enfríen, le quitamos el envoltorio, las pelamos y las machacamos. Agregamos un huevo, removemos muy bien y repartimos la mezcla en moldes para magdalenas. Asamos a 170º durante 12 minutos. Dejamos enfriar de nuevo y justo antes de servir, desmoldamos y emplatamos.

En una sartén con aceite caliente, rehogamos bien el pollo y cuando esté listo, agregamos el ajo y el puerro bien picaditos. Rehogamos. En el momento que el ajo empiece a coger color, regamos con el vino blanco y dejamos que reduzca. Por último, echamos el agua, hasta que cubra al pollo, y un poco de salsa de soja.
Dejamos cocer e iremos agregando agua según necesidad.

Buen provecho.

Ha llegado la hora.
Estoy muy contenta, han sido poquitas las personas que han participado en el concurso, pero no era una temática sencilla del todo. Como sabéis, había que cocinar una receta que apareciera en un libro literario, una receta a la que aludieran los personajes o el narrador y por eso, no valían las recetas aparecidas en libros de cocina. Esas las he tenido que eliminar.
Las personas que han participado son.
2º.- Recetas MJ.
4º.- Gupanla.

Las recetas se ven deliciosas, las podéis ver pinchando en cada uno de los nombres, y hemos tenido verdaderas dificultades para decantarnos por una, pero teníamos que decidirnos.
Por la combinacion de sabores y texturas, por su elaboración y por su presentación, el premio ha recaído en... Gupanla.
Gracias a todos por participar y por haber mostrado el concurso en vuestros blogs.
Gupanla, enhorabuena, nos pondremos en contacto para concretar los detalles del envío que, como ya sabes, entre los regalos hay unas botellas de vino riojano.



viernes, 8 de abril de 2011

VASITOS DE PIZZA

Abro la puerta de la terraza, entra un poquito de aire y me llama...me obliga a dejar el sofá, la cocina, el ordenador, todo eso a lo que te aferras en invierno y voy, como abducida, hacia el solecito. 
Eso es lo que me está pasando últimamente, se me hace muy pesado y latoso estar ante la pantalla o cocinando, hace calor y me apetecen cosas frías o que no tengan demasiada elaboración. Por eso, el otro día que había fútbol, preparé la cena a media tarde y me escapé a la terraza con un libro.
La cena fue muy sencilla, a base de aperitivos y es que, cuando los equipos mandan, cenamos en el descanso y corriendo más que ellos.

Bueno, vamos con la recetita.

VASITOS DE PIZZA.
Ingredientes.
- 1 paquete de obleas para empanadillas.
- Champiñones.
- Bacón.
- 2 huevos.
- Salsa de tomate
- Orégano.

Elaboración.
En una sartén sin aceite, rehogamos el bacón y los champiñones, todo ello cortadito muy pequeño.
Vamos a utilizar los moldes para magdalenas. En cada uno de ellos pondremos una masita de empanadilla y la ajustaremos bien al hueco que tenemos.


Introducimos en nuestros vasitos los champiñones y el bacón. Espolvoreamos con el orégano.


En un vaso, batimos bien los huevos y el tomate.  Echamos la mezcla resultante en los vasitos que hemos creado.


Lo metemos al horno a 180º durante 12 minutos.
Listo.


jueves, 7 de abril de 2011

PAN DE MORCILLA CON PIMIENTOS.

Hoy tengo que contar muchas cosas, así que vamos a ir empezando, que después hay que ponerse a trabajar.
Lo primero es que con esta receta participo en el concurso de La Cultura del Tupper, de María José, en el que nos invita a presentar nuestra comida en un cacharrín de plástico.
Lo siguiente es dar las gracias a la empresa Ríos, pues el otro día me llamaron a la puerta y era un chico con un paqueteee, qué ilusión, es la primera vez que me pasa, llamé a mi madre, lo abrí, lo requetemiré y ya estoy cocinando con él. En el paquete venían 3 morcillas de arroz y una de verduras -ésta ya la había probado y me gustó mucho-, una cajita con morcillas tamaño mini y otra de bolitas de morcilla, perfectas para aperitivos.

Tercera cuestión. Quedan tres días para que termine el concurso de Cocina Literaria, aún tenéis tiempo para participar.
Ya estamos en disposición de comentar algún regalo y es que una cooperativa de La Rioja nos ofrece sus vinos. Al ganador le llegará a casa, además de alguna que otra cosita, unos buenos caldos riojanos.

Cuarta y última, creo. Ayer mi cocina olía a pan, es fantástico, he descubierto lo fácil que es y lo agradable que resulta mancharlo todo de harina, incluyéndome a mí, a mis pantalones...
La receta es de hace mucho tiempo, de uno de los programas de Karlos Arguiñano, que es el cocinero que se ha visto desde siempre en casa.
Se trata de un pan de morcilla, blandito, fresco, perfecto para ir de picnic y llevar algo diferente sin tener que cargar con tres mil bultos, llevas el pan y la morcilla en uno y dentro, los pimientos. Decir que lo hice en pequeño, primero porque no comemos mucho pan, segundo porque pensaba que sería sólo para mí y no, mi novio también comió y tercero, porque yo manejo muchísimo mejor las piezas pequeñas que las grandes.
Sin embargo, os daré las cantidades para un pan bien hermoso y vosotros ya hacéis las cuentas para que os cuadre a vuestras necesidades.

PAN DE MORCILLA CON PIMIENTOS.
Ingredientes. 
- 150 gr. de morcilla de verdura.
- 1 vaso de agua caliente.
- 300 gr. harina.
- 20 gr. levadura prensada.
- sal.
- Pimientos al gusto.

Elaboración.
Cocemos la morcilla en un cazo con agua durante 30 minutos. Le quitamos la piel y la abrimos para desmenuzarla. Agregamos la levadura, el agua caliente y la mitad de la harina. Batimos todo bien con una cuchara de palo. Añadimos el resto de la harina y lo mezclamos hasta obtener la textura deseada. Untamos un molde con una pizca de aceite y harina e introducimos la masa en él. Lo dejamos tapado con un paño bien limpito y esperamos a que fermente durante una hora. Pasado este tiempo, horneamos a 200º C durante 20 minutos.
En la receta original se pasaba todo por la batidora, pero me gusta ver los trocitos que quedan.

martes, 5 de abril de 2011

PIMIENTOS RELLENOS DE CHAMPIÑONES

Hay recetas que, por su elaboración, resultan algo complicadas. Es el caso de los pimientos rellenos, tan blanditos y sensibles que a un pequeño roce sin cariño, se deshacen entre los dedos. La verdad es que todo hay que decirlo, yo soy muy dulce, pero no me pidas delicadezas con las manos porque lo más bonito que te vas a llevar es un arañazo de los buenos.
Como soy consciente de ello, hay veces que me pienso las cosas dos veces antes de hacerlas. 
Nunca había rellenado un pimiento del piquillo y, en cierta manera, sigo sin hacerlo, aunque os vaya a presentar la receta.
No es la más bonita de las que podáis ver, pero sí me sirve para uno de los objetivos de este blog: acercar la cocina a las personas con discapacidad. Lo importante no es hacer las cosas como dicen los cánones, lo verdaderamente importante es hacerlas y eso es lo que todos nos tenemos que llevar de esta receta -discapacitados y no discapacitados, que esto es para todos-.
Con una mano es complicado rellenar algo tan blando como un pimiento en conserva y desde el principio ni me lo planteé, me daba igual rellenarlos por un hueco o por otro, el caso es que tuvieran buen sabor.
Venga, manos a la obra.
Instrucciones
- Cogemos un pimiento.
- Lo escurrimos bien.
- Le practicamos una incisión a lo largo.
- Le metemos el relleno.
- Juntamos los extremos para que quede aparente.
El sabor es el mismo, sólo cambia un poco la forma.
PIMIENTOS RELLENOS DE CHAMPIÑONES.
Ingredientes para 2 personas

- 10 pimientos del piquillo.
- Una bandeja de champiñón laminado.
- Leche.
- Aceite.
- Harina.
- Ajo.

Elaboración.

En una sartén con un poco de aceite, rehogamos un ajo picado. Cuando empiece a coger color, echamos los champiñones y dejamos que se hagan bien.
Una vez que estén blandos, agregamos una cucharada de harina y cocinamos para que después no sepa a crudo. Poco a poco, vamos regando con la leche hasta obtener la consistencia deseada, no muy caída para que se puedan rellenar bien los pimientos.
Si seguísteis las instrucciones anteriores ya están los pimientos preparados. También lo podeis hacer al modo convencional.
Ponemos una buena cantidad de relleno en el centro y doblamos hacia adentro los extremos.
Los disponemos en una fuente refractaria o en un plato y lo calentamos en el horno o en el microondas.
Listos para comer.



Los podemos acompañar con una salsita de tomate.




Buen provecho.

sábado, 2 de abril de 2011

PASTELITOS DE PLÁTANO Y GALLETA.

Los sábados deben de tener algo especial porque ya se va convirtiendo en costumbre que encienda el horno a las 13.30horas. Será que me baja el azúcar...-estoy convencida, pero no la del cuerpo, sino la del bote porque sólo me apetece hacer postres-.
Cuando estuve en casa de mis padres me traje apuntadas algunas recetas en una hojita, papelitos que después voy guardando por todas partes. Es una manía porque si tengo el blog, no necesito tener apuntes por todas partes, pero es que cosa que veo, cosa que me apunto. Y lo mismo hago cada semana, ya que los domingos me redacto unos menús semanales preciosos, equilibrados, como guía para hacer la compra y se quedan en eso, en guía, porque después no los sigo. Desde que estoy en casa, y ya son 9 meses, creo que lo he cumplido una vez.
No sé si os pasa también a vosotros o soy la única rara. Mi novio dice que como tengo el culo inquieto, no me puedo estar quieta y por eso estoy todo el rato haciendo o inventando algo que hacer. Seguramente tenga razón y seguramente mi madre se la daría porque, cuando era pequeña, el primer día de vacaciones en verano, yo ya dejaba bien claro en casa que me aburría, que no sabía estar mano con mano.
Una de esas recetas traídas a esta casa desde Madrid fueron estos pastelitos. Son muy sencillos, con ingredientes con los que nunca me hubiese puesto a hacerlos, estoy acostumbrada a la harina y todo lo típico. Quedan muy blanditos y lo único que no me ha gustado de ellos es que suben en el horno y después se han bajado -no he abierto la puerta para nada- y no han quedado tan bonitos.
Pero bueno, de sabor muy buenos, y para esas arruguitas que le han quedado he utilizado maquillaje de nutella a modo de frosting.
Os pongo mis cantidades y con ellas podemos hacer 4 pastelitos. Yo lo hago así porque de esta manera no me sobran dulces y no tengo tentaciones durante toda la semana. Sabiendo los que salen, podéis calcular según vuestras necesidades.

Buenísimos.

PASTELITOS DE PLÁTANO Y GALLETA.
Ingredientes.
- 1 plátano.
- 70 gramos de azúcar.
- Canela en rama -yo he usado molida-.
- Agua.
- 1 rebanada de pan de molde.
- 4 galletas tipo desayuno.
- 1 huevo
- Nutella.
- Virutas de chocolate.

Elaboración.
Pelamos el plátano y lo cortamos en rodajitas. En un cazo ponemos agua a hervir y le echamos el plátano, el azúcar y un poco de canela. Estará al fuego durante 20 minutos.
En un bol pequeño ponemos el huevo, el pan y las galletas y lo trabajamos con una cuchara de madera hasta  hasta que esté todo triturado. Se puede utilizar la batidora, pero para ese poquito me era más sencillo así. Incorporamos el plátano y algo de agua de la cocción. Trituramos.
Precalentamos el horno a 170º. Repartimos la mezcla en unos moldes individuales y lo llevamos al horno. Lo dejamos cocer 15 minutos.
Dejamos enfriar, desmoldamos y lo decoramos con un poco de nutella, canela y las virutas de chocolate.