miércoles, 30 de marzo de 2011

TIRAMISÚ FALSO DE FRESAS.

Y después de las carrilleras, un buen postre se apetece. A mi se me antojó antes, exactamente a las 13.30 horas del sábado y claro, ya no daba tiempo a hacer nada muy serio. 
Tenía en mente desde hace un tiempo el hacer un tiramisú, pero me fui de médicos y las tarrinas de mascarpone se quedaron en la nevera y ya estaban deseando ser útiles en mi cocina. Unas galletas y unas poquitas fresas y ya está, deseo dulce satisfecho en tiempo récord.
Anunciaba por las redes sociales que habría novedades en este blog y así es. Esta es la primera receta sobre fresas que llevo a cabo y al final de la temporada, montaré un pdf con todas las que me dé tiempo a elaborar. 
Me he iniciado también en esto de las formitas, tengo desde antes casi que piso, unos moldes de esos que utilizan los cocineros para dejar todo monísimo, pero no los había estrenado, no sé por qué,quizás pensaba que era más complicado manipularlo...Es sencillísimo.
Por último, que no menos importante, por supuesto, hoy es el cumplepocos de Tito, y desde aquí le deseo un día muy feliz. Este postre ya se lo puede ir comiendo,jijiji.

TIRAMISÚ FALSO DE FRESAS
Ingredientes.
- 250 gr de mascarpone.
- 1 yogurt natural.
- Azúcar.
- Galletas.
- Leche.
- Cacao en polvo.

Elaboración.
Lavar las fresas, quitarles el rabito y cortarlas en láminas. Las tendremos con antelación en un cuenco con un chorrito de vinagre para que se queden más melosas.
En un bol mezclamos el yogurt, el azúcar, al gusto, y el mascarpone. Tiene que quedar todo bien unido, sin grumos.
Con la leche y el cacao hacemos un cuenco de chocolate y lo calentamos un poco para que después nos ablande bien las galletas.
En un plato y con un molde redondito, vamos alternando capas de crema de mascarpone, galletas remojadas en cacao y fresas, crema de mascarpone, galletas y fresas hasta terminar con una capa de crema. Decorar con alguna fresa

Éste último, sin fresas para aquellos a los que no les gusten.
Aprovechando el chocolate que había sobrado, le hicimos un lecho al de fresas.

lunes, 28 de marzo de 2011

CARRILLERAS ASADAS CON PATATAS HASSELBACK

Los sábados  me esmero especialmente en la cocina. El resto de los días tengo tiempo ya que trabajo por las tardes, pero el fin de semana invita a la tranquilidad, a la posibilidad de hacer sobremesa y también, a comer despacio, disfrutando de cada bocado.
Qué importante es tener tiempo para disfrutar, ya no sólo de la comida, de cualquier cosa. No me gustan las prisas, nos merecemos detenernos ante las cosas y contemplarlas, retener lo que nos dan y seguir nuestro camino para dar nosotros lo mejor que tenemos dentro.
Esta vez no dudé, qué fácil es cocinar para los de casa...Tenía guardadas unas carrilleras estupendas y era la ocasión perfecta.
Nada más desayunar me puse con las patatas. Las he visto tantas veces y por fin están hechas, quedan buenísimas, me recuerdan en boca al puré de mi madre, será por la mantequilla, suaves, blanditas, una delicia.
La carne también al horno,se hace de una manera homogénea, toda tierna y sin nada de esfuerzo.

Vamos con la receta...

CARRILLERAS AL HORNO CON PATATAS HASSELBACK.
Ingredientes.
- 1 carrillera con hueso por persona.
- 1 vaso de vino.
- Agua, poca cantidad, como un vaso.
- 2 patatas de buen tamaño.
- Mantequilla.
- Tomillo.

Elaboración.
Todas las recetas que vi de patatas hasselback son sin pelar, pero como a mi novio no le gusta la piel, se la quitamos.
Lo primero será dejar listas las patatas. Las pelamos, les clavamos una brocheta a lo largo cerca de la base y vamos haciendo cortes perpendiculares al palo. Tenemos que conseguir hacer muchas laminitas en la patata sin desprenderlas de la misma.
Entre las láminas intercalamos mantequilla y espolvoreamos con tomillo.
En una fuente colocamos las carrilleras y las regamos con vino y agua. Ponemos las patatas en la misma bandeja y nos vamos al horno, que estará precalentado a 170º. A esta temperatura lo tendremos media hora y después lo subiremos a 200º y lo mantenemos durante 20 minutos más.
Sin más, listas para servir y degustar.


jueves, 24 de marzo de 2011

BROCHETA DE SOLOMILLO CON BACON

Tengo recetas atrasadas desde hace un mes por lo menos y voy a empezar a sacarlas a la luz.
Cuando tengo invitado a comer estoy muchísimo tiempo pensando en qué preparar, me como la cabeza para quedar estupendamente -Pecarás de Gula lo sabe bien,jijiji- y después se me echa el tiempo encima, no me da tiempo a nada y tengo que cambiar todos los planes.
Así que...desde ahora más cocina y menos estado dubitativo y pensativo.

La última vez elegí esta receta porque la podía dejar preparada de víspera, no lleva más de 10 minutos su preparación - en mi caso 20- y queda muy bonita a la hora de presentar.

Fotos del proceso no tengo. Fue en el tiempo en que mi novio tenía las mañanas y las tardes ocupadas y yo estaba con mi solomillo, el bacon, las brochetas, las manos pringadiiiiiiiísimas porque no soy capaz de utilizar dos deditos,no, toda la manaza y claro, hacer de fotógrafa a la vez es más complicado.

BROCHETAS DE SOLOMILLO CON BACON.
Ingredientes.
- 3 medallones de solomillo de cerdo por persona.
- 3 lonchas de bacon por persona.
- Pimientos del piquillo.
- Aceite.
- Azúcar.
- Sal.

Elaboración.
Ponemos en una tabla de cortar las lonchas de bacon bien estiraditas y encima de cada una colocamos un medallón de  solomillo. Lo envolvemos bien y las vamos ensartando en las brochetas.
Cuando las tengamos todas preparadas, ponemos la plancha a calentar con un hilo de aceite de oliva virgen extra y las doramos bien para que el calor penetre bien y no se quede crudo en exceso.
Los pimientos los vamos a cocinar en una sartén aparte con aceite. Vamos a colocarlos en una sola capa por toda la superficie y le vamos a echar un poco de sal y un poco de azúcar, en las mismas proporciones. La potencia del fuego la ponemos en la mitad y dejamos que se caramelicen un poco.
Ya sólo queda servirlo.

Buen provecho.

martes, 22 de marzo de 2011

ARROZ CON VERDURAS...

...o el arte de engañar.
En esta casa es muy complicado comer verduras a dúo, a mi novio no le gustan y siempre me las hago para mí. Un día, cuando yo trabajaba y él hacía la comida, cocinó un arroz con trocitos de pollo, cebolla y pimientos. Puede ser que al hacerla él solito le gustara mucho o que le gustó sin más, el caso es que a todas horas quiere ese arroz.
Esta es la mía.
Mi novio es mi bebé, tiene 9 meses -los que llevamos viviendo juntos- y de vez en cuando le voy introduciendo en su alimentación un alimento nuevo. Para ello me valgo del engaño y de quedarme muy callada mientras come y cuando termina, salto ansiosa a contarle lo que se ha comido,jijiji.
Hoy ha tocado la alcachofa. Ha sido la primera vez que he limpiado una y me lo imaginaba peor. La he cortado chiquitiiiiiiiiiiiiiiiiiiiita y se la ha comido sin protestar.
Yo seguiré en mi objetivo, quiero que coma de todo y lo voy a conseguir.

ARROZ CON VERDURAS
Ingredientes.
- 200 gramos de pollo troceado.
- 1 cebolla mediana.
- Medio pimiento verde.
- Medio pimiento rojo.
- 1 alcachofa.
- Arroz, al gusto -yo lo hago para 2 personas y cada vez pongo una cantidad distinta-.
- Aceite.
- Ajo.

Elaboración.
Rehogamos el pollo en una sartén grande con un poquito de aceite. Reservamos.
En el mismo cacharro rehogamos las verduras, que ya habremos lavado y cortado en cuadritos. Agregamos el pollo. Le damos unas vueltas a todo junto para que se impregnen los sabores y echamos el arroz para rehogarlo un poco. Ponemos 2 vasos de agua por cada uno de arroz.
Si queremos que el arroz salga amarillo, ponemos cúrcuma y dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos.
Apartamos del fuego y lo dejamos reposar para que coja cuerpo y...
...el engaño está servido.
A comeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer

lunes, 14 de marzo de 2011

TORTILLA DE PATATAS.

Hola a todos.
Siento haber estado perdida todos estos días, pero tenía médicos en Madrid y allí no tengo internet. Me he perdido mil recetas vuestras, pero poco a poco me pondré al día.
Por cierto,muchísimas gracias por vuestros comentarios de preocupación, la verdad es que uno se da cuenta de lo que se dice por ahí, que se crean amistades a través de los blogs, y eso me gusta.
Vuelvo con retos para mí ahora que el médico parece que piensa que estoy estupenda,jajaaa. Aunque, como digo yo, señor doc, de eso se tenía que haber dado cuenta según entraba yo por la puerta, sin necesidad de pruebas ni nada...pero bueno, lo que le interesaba era mi interior,juaaaaaaaas.

En cuanto al concurso...sigue en pie, pero os tengo que pedir un favor, tenemos que retrasar el fallo del mismo porque no me dio tiempo a colgar los regalos y lo más importante, casi ni vi las recetas que me habéis enviado.  Por otra parte, estoy muy contenta con todas las recetas, con vuestra participación, es genial llegar a casa y encontrarse con esta sorpresa.
El concurso quedará prorrogado hasta el día 10 de abril. Editaré la entrada anterior y cambiaré la fecha. Los que tengáis el logo del mismo, por favor, haced lo mismo para que quien lo vea, pueda participar.

Hoy traigo una sencilla receta que no falla nunca, una tortillita de patatas. Mi madre las hace enormes, de 4 dedos de alto, jugositas, con cebolla...ummm. Sin embargo, nosotros la hacemos más pequeña, para dos personas, sin que sobre para que después se pierda por la nevera y no sea encontrada hasta días después.
Mi novio dice que si ya me he olvidado de los platos glamurosos...que para qué pongo una tortilla. La pongo porque está buenísima y porque no hay plato pequeño.


TORTILLA DE PATATAS.
Ingredientes.
- 3 patatas medianas.
- 3 huevos.
- 1 cebolla.
- Aceite.

Elaboración
Pelamos, lavamos y cortamos las patatas en lascas irregulares y finitas para que se frían bien. 
Pelamos y cortamos en juliana la cebolla.
Las freímos cuidando de que no se quede crujiente la patata. Si hay exceso de aceite, al término escurriremos bien el sobrante.
Por otra parte batimos bien los tres huevos y les incorporamos la mezcla anterior. Removemos bien y volcamos en la sartén caliente para empezar a cuajar.
Esperamos a que se haga bien por un lado -si se quiere se puede remover un poco para que se haga por dentro- y le damos la vuelta con la ayuda de un plato -yo me ayudé de un plato y de mi novio,jajaaaaa, ya que la volteó él-. Dejamos que se dore también esa cara.
Pasamos a un plato limpio y servimos.



Un beso