miércoles, 31 de agosto de 2011

MILHOJAS DE POLLO

Seguimos hoy con las recetas sencillas, pero no por ello menos buenas o menos bonitas. 
Tras el periodo vacacional hay que empezar a coger el ritmo de nuevo a la casa y en ese periodo estamos por aquí. No me sería complicado si no hubiese habido algún que otro percance, pero es que en muy poco tiempo se me han estropeado mis sillas de ruedas. Con una, la más viejita, voy acuchillando el suelo, ya que la cubierta de las baterías se ha medio caído y roza. La otra, directamente, no anda.
Lo de ésta última yo creo que han sido celos y es que todos los mimos van para la más mayor, que es con la que más tiempo he pasado y veo que ya no puede más. 
El caso es que en la joven me cuesta mucho más hacer las cosas, me limita -más- los movimientos y me canso mucho y los días que pude utilizarla decidí hacer recetas fáciles, que no me volvieran loca -más- y que nos permitieran comer bien.
Podéis hacer tantas capas como queráis, pero procurad cortar más finitos los ingredientes para que al final no quede un rascacielos y os lo tengáis que comer de pié...

MILHOJAS DE POLLO
Ingredientes. - para 2 personas-
- 2 patatas medianas.
- 3 filetes de pollo.
- 10 pimientos del piquillo.
- AOVE.
- Especias al gusto.
- Sal y azúcar.

Elaboración.
Cocemos las patatas en abundante agua hirviendo. Para saber si ya están blandas, a mitad de la cocción les clavamos un cuchillo y si éste se incrusta y sale sin problemas es que ya están cocidas. De lo contrario, las tendremos más tiempo hirviendo.
Sacamos del agua y dejamos que se enfríe. La piel se va a quedar seca y es más fácil después pelarlas.
Mientras, sacamos los pimientos -yo los utilizo de bote- para abrirlos y despepitarlos. Los colocamos en una sartén con un hilo de aceite de oliva virgen extra y les espolvoreamos un poquito de sal y otro de azúcar. Los cocinamos a fuego medio-alto durante unos 3 minutos.
Vamos a por el pollo. Tenemos que cortar los filetes en tiras para después freírlos al gusto, a mí me gusta que no se queden muy tostados para que estén blandos.
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor y las pasamos ligeramente por la sartén de los pimientos.

El montaje es muy sencillo, vamos poniendo unas rodajas de patatas, encima los pimientos y sobre estos, las tiras de pollo. Terminamos el plato espolvoreando nuestras hierbas favoritas, en mi caso, un mix para asar carnes.

14 comentarios:

  1. Ayyyyy pero qué celosonas son esas sillas, aunque no me extraña porque como tu eres un amor te reclaman tu cariño las dos , no es de extrañar
    ;))

    Las milhojas deliciosas , ingredientes que me gustan todos asi que cuando quieras me dejo invitar ;)) jaja

    Besinos linda

    ResponderEliminar
  2. Elen , un plato esquisito, y el montaje me a gustado mucho, seguro que ya no queda ni las migitas
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Desde luegooooo, anda la rebelión de las sillas de Ellen, vaya título para una peli, eh?, pues nada con platos mas sencillitos y apañaos que salen la mar de buenos igual. Te ha quedado de 10.
    Besines y cuidadin con las sillas

    ResponderEliminar
  4. Mu bueno y original este plato de pollo. Me lo apunto porque el pollo es el 90 por ciento de la carne que como y a veces cuesta innovar. Me quedo a seguirte, encantada de haberte encontrado.

    ResponderEliminar
  5. Un plato delicios y muy sano. Cuidadin con esos celos que entre sillas la cosa puede ser peligrosa ;). Bss y a seguir compartiendo tu cocina

    ResponderEliminar
  6. Estas sillas Elen! así no se puede, eso yo por que es, por que están envidiosas porque ellas no pueden probar tus platos. A ver si se arregla la faena guapa.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho tu receta. Sencilla pero muy sabrosa, las mejores.
    Elenica, espero que la mala racha con tus sillas pase rápido.
    Besicos

    P.D. Aprovecho para informarte de que mi blog ha cambiado de ubicación. Su nueva URL es http://www.laculturadeltupper.com

    ResponderEliminar
  8. Guapísima, cuanto tiempo sin verte.
    Te prometo por Snoopy que no he hablado con tu madre.
    Hay gente que odia las infusiones no se porque. ajaajaa.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Glupsssssssss!!!
    He sido yo la que he dejado el comentario como Anna y luego lo he borrado y entrado con el mío.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. muy rico milhojas, sencillo pero muy sabroso, perfecto para una cena, me gusta!!
    bss!!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado este milhojas, esmuy sencillito y con los pimientitos le das el punto perfecto.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. HOLA ELEN ..menudas las sillas se han puesto rebeldes ..jeje ...pero bueno poco a poco te acostumbraras a la nueva .que rico milhojas ..apetecible con un vinito ...cuidate bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  13. Una receta sencillina pero que seguro gusta a todo el mundo. Siento lo de tus sillas, a ver si se soluciona. Besinos y me quedo a acompañarte.

    ResponderEliminar
  14. Por lo que cuentas, me temo que vas a tener que jubilar a la silla vieja y hacerte con la nueva, ésto es así, je je.

    Vaya pastel más apetecible, y tratándose de una receta sencilla, más ganas aún hincarle cuanto antes el diente. Los piquillos deben ser muy bien avenidos dentro del mundo patata y del mundo pollo, que pecan de ser algo sositos.

    He leído en el comentario que dejaste en mi blog que tú también te estás preparando las oposiciones para secundaria. Pues aquí tienes un alma en pena que va por el mismo camino. ¡Qué pereza da, madre mía!

    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar