martes, 5 de abril de 2011

PIMIENTOS RELLENOS DE CHAMPIÑONES

Hay recetas que, por su elaboración, resultan algo complicadas. Es el caso de los pimientos rellenos, tan blanditos y sensibles que a un pequeño roce sin cariño, se deshacen entre los dedos. La verdad es que todo hay que decirlo, yo soy muy dulce, pero no me pidas delicadezas con las manos porque lo más bonito que te vas a llevar es un arañazo de los buenos.
Como soy consciente de ello, hay veces que me pienso las cosas dos veces antes de hacerlas. 
Nunca había rellenado un pimiento del piquillo y, en cierta manera, sigo sin hacerlo, aunque os vaya a presentar la receta.
No es la más bonita de las que podáis ver, pero sí me sirve para uno de los objetivos de este blog: acercar la cocina a las personas con discapacidad. Lo importante no es hacer las cosas como dicen los cánones, lo verdaderamente importante es hacerlas y eso es lo que todos nos tenemos que llevar de esta receta -discapacitados y no discapacitados, que esto es para todos-.
Con una mano es complicado rellenar algo tan blando como un pimiento en conserva y desde el principio ni me lo planteé, me daba igual rellenarlos por un hueco o por otro, el caso es que tuvieran buen sabor.
Venga, manos a la obra.
Instrucciones
- Cogemos un pimiento.
- Lo escurrimos bien.
- Le practicamos una incisión a lo largo.
- Le metemos el relleno.
- Juntamos los extremos para que quede aparente.
El sabor es el mismo, sólo cambia un poco la forma.
PIMIENTOS RELLENOS DE CHAMPIÑONES.
Ingredientes para 2 personas

- 10 pimientos del piquillo.
- Una bandeja de champiñón laminado.
- Leche.
- Aceite.
- Harina.
- Ajo.

Elaboración.

En una sartén con un poco de aceite, rehogamos un ajo picado. Cuando empiece a coger color, echamos los champiñones y dejamos que se hagan bien.
Una vez que estén blandos, agregamos una cucharada de harina y cocinamos para que después no sepa a crudo. Poco a poco, vamos regando con la leche hasta obtener la consistencia deseada, no muy caída para que se puedan rellenar bien los pimientos.
Si seguísteis las instrucciones anteriores ya están los pimientos preparados. También lo podeis hacer al modo convencional.
Ponemos una buena cantidad de relleno en el centro y doblamos hacia adentro los extremos.
Los disponemos en una fuente refractaria o en un plato y lo calentamos en el horno o en el microondas.
Listos para comer.



Los podemos acompañar con una salsita de tomate.




Buen provecho.

16 comentarios:

  1. Pues lo qué tu dices: lo importante es el sabor pero, aún más importante, el cariño con el qué tu lo has hecho y teniendo en cuenta la dificultad.....hija mía te han quedado REPRECIOSOS Y PA PONERLES UN PISO. Besos de Mamen

    ResponderEliminar
  2. Elen están de vicio y tu les has imprimido tu personalidad , asi aún se ven mas artesanales.

    Los pimientinos rellenos son una de mis debilidades, asi que para la próxima si tu quieres yo me dejo invitar jajaja....

    Buenas noches preciosidad.

    Mil besinos.

    ResponderEliminar
  3. que ricos, esta receta me la llevo me encantan los pimientos rellenos. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  4. Elen, tienen una pinta excepcional y el sabor me lo imagino "delicioso", me llevo la receta,
    Muxutxo bat

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm... me encantan los pimientos rellenos y estos deben estar espectaculares!!!
    Deliciosa receta!!! Como siempre ;-)
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Rica receta y como tu bien dices..lo importante es la intención y tu ya tienes meritos sobrados para que elogien todo lo que haces... animo y a seguir adelante!!!
    Saluditosssssssss

    ResponderEliminar
  7. Pues muy ricos estos pimientos, lo que has hecho a sido una bechamel con los champiñones, me gusta, otro dia lo puedes rellenar con un pure de patata con algo mas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Elen!!

    Chica que te entiendo perfectamente, son muy difíciles de manipular y a mí también se me han roto un montón de veces, pero no pasa nada que enteros no se comen.

    Seguro que estaban riquísimos con ese relleno que te has marcado.

    un besazo, preciosa

    ResponderEliminar
  9. los piquillos me los comeria rellenos de todo pero tú los has hecho divinos !!! dame dos !!!

    ResponderEliminar
  10. Buenísimos los pimientos!!! Me gustan con todos los rellenos y los tuyos tienen una pinta deliciosa con esa incisión que les has marcao... Lo importante es hacerlo como dices y desmostrar a todos que si se quiere se puede!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Yo de forma los veo fantásticos y encima el relleno de verdurita me encantan, es de los que gusta en casa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola Elen acabo de conocer tu blog a través de el de Fermín, y como soy mujer pues aquí estoy cotilleando un poquito, lo que he podido ver me dice mucho de ti, de tu superación día a día y de como cocinas chica eres genial
    Me quedo para seguirte si me lo permites y poco a poco ir conociéndonos un poco mejor

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola a todoos.
    Muchas gracias por vuestros comentarios. En casa entre los pimientos y los champis, nos harán un monumento los productores, porque mira que compramos.Pondré un huerto en la terraza,jijiji.
    Un besoo

    ResponderEliminar
  14. Me encantan estas recetas alternativas a la carne.
    Muy ricos estos pimientos.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  15. Ummmm !! Tienen buena pinta!!
    Yo no había pensado esta forma de rellenarlos, pero me parece una idea genial... Así q voy a prepararlos ahora mismo.

    ResponderEliminar