miércoles, 17 de marzo de 2010

Paseo gastronómico por La Laurel

Hola a todos.
Tras unos dias de frío, ya podemos pasear a gusto para disfrutar de la conocida calle Laurel, también conocida como La Senda de los Elefantes debido a las trompas que se coge la gente en ella. Nosotros hemos sido buenos y como no nos gusta el vino, decidimos acabar con todas las reservas de mosto de Rioja.
Empezamos la noche en el Bar Los Rotos, ya lo conocía de antes y era una apuesta segura para colmar las ansias de tapas. Aqui podemos degustar unos bollitos de pan desmigados y rellenos de un revuelto de tortilla de patata con un ingrediente extra, que puede ser bacalao, chistorra, tiras de pimiento, morcilla, gulas, setas, pollo y algún otro que no se nos viene a la memoria. 


Nosotros probamos el de bacalao y el de chistorra, están buenísimos y la única recomendación que hacemos es comerlo con cuidado porque mancha mucho al ser un revuelto poco hecho.


Este bar es accesible para personas con movilidad reducida si bien las mesas están un poco altas para poder comer a gusto.
En el Agus la tapa típica es el bocatita de carne adobada, riñón o chistorra y esto mismo se puede encontrar en versión pincho.
El escalón del mismo no nos permite entrar con comodidad, pero siempre se le puede pedir ayuda a alguien. En mi caso, como tengo buen ojo y muy bonita voz, decidí pedir ayuda a la única cuadrilla que no hablaba la lengua de Cervantes, asi que ni corta ni perezosa chapurreé como pude mi help particular y al final fui depositada dulcemente en la calle.


Seguimos nuestra ruta. Desde que empecé a venir a Logroño, una visita obligada es a los dos bares que siguen. El primero es el Soriano, especializado en ofrecer unos suculentos champiñones en salsa coronados por una gambita, bocato di cardinali. El bar no es accesible pero puedes pedir desde la calle a través de una ventana y comértelo usando como mesa unos barriles de Rioja decorativos que hay en el exterior de la puerta. Como no podiamos irnos de Laurel sin que quedara huella de nuestro paso, decidimos comprobar que la resistencia del platito donde nos sirvieron los champis era suficiente. Y no, queridas lectoras, el plato feneció por entero y en mil trocitos. Son gajes del oficio.


El segundo y último bar de nuestra razzia, estrella indiscutible para mí (sólo para mí), es tataaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan EL JUBERA, con sus archiconocidas, famosas en el mundo entero, nunca bien valoradas PATATAS BRAVAS. Diréis que bravas se comen en cualquier parte. Pues no, éstas tienen un algo especial que no lo he comido en ninguna parte. Las puedes pedir con picante o sin él, y las patatas están en su punto justo: crujientes por fuera y blanditas por dentro, acompañadas de tomate y mahonesa en su justa medida. Debo confesar que no pude terminarlas, dejé cuatro patatitas y un montón de moji-moji en la cazuela, que al recordarlo aún me duele.
 Este bar es accesible.


PD: Entre tapa y tapa, seguimos buscando una cocina accesible que quepa en casa sin que nos tengamos que salir nosotros y en la que tengan cabida todos los cacharritos que hemos ido comprando para ella. El diseño ya lo tenemos y ahora sólo queda esperar.
Dentro de poco, me pondré al día en vuestros blogs, pues me estoy perdiendo un montón de recetas ricas ricas. 
Un besito desde la capital del Ebro.

lunes, 8 de marzo de 2010

Ha llegado el día...

 


Hola a todos.
Mañana viajamos,la cocinera al sur y la que escribe al norte.Como no puedo estar sola en casa de mis padres,me voy a la mía y ya aprovecho para encargar la que será mi cocina.
Prometo que no será como la de la foto,jajaaaaaaaaaaa,es que la vi y me pareció tan mona que no me podía resistir y no ponerla.
Guardo muchas recetas en la recámara para nuestra vuelta. Intentaré hacer un reportaje gastronómico de La Rioja y comentarlo en cuanto llegue.

Sed felices!!!

Besos.

Elen

viernes, 5 de marzo de 2010

Mamárecetas VII: Tortilla de brócoli y coliflor

Traigo hoy una receta con unos ingredientes estrella. 
La comida es placer,a todos nos gusta probar cosas nuevas,deleitarnos con aquellos alimentos que más nos atraen -a mi me pierde el chocolate- pero,a su vez,la comida es salud,la necesitamos para seguir activos,por ejemplo.
Cuando estamos resfriados,echamos mano de la vitamina C. Si nos queremos poner morenos en verano,nos hacemos unos licuados de zanahorias y así podríamos poner más casos.
El brócoli y la coliflor son alimentos que nos ayudan a nosotras las mujeres para protegernos de una enfermedad silenciosa,el cáncer de mama. Está comprobado que desactivan un componente del estrógeno que promueve el crecimiento de tumores y también incrementa otro de sus componentes que actúa en sentido inverso, protegiéndonos de la enfermedad.
No es cuestión de obsesionarse y empezar a comer verduras como locas,pero si de incluirlas alguna vez en nuestra dieta para beneficiarnos de sus propiedades.Una vida tranquila,relajada,sin stress y llena de buenos nutrientes son nuestros mejores aliados. Ahora me diréis que cómo se me ocurre pedir sosiego en un mundo como éste,con un ritmo de vida acelerado y vertiginoso;pues sí,lo pido,cada día necesitamos un ratito,aunque sea pequeño,para nosotros mismos,para hacer lo que nos apetezca y para desconectar de lo que ocurre a nuestro alrededor.
Regalémonos 5 minutos cada día para pensar en nosotras.Yo hoy se lo voy a regalar a tres de vosotras,un pensamiento positivo,un gran abrazo y todo el cariño del mundo:
- Para Ana, de Viento y Bambú.
- Para Dolores, de Al calor de un bizcocho.
- Para Alcantarisa, de Cocinando en mi isla amarilla.
No son premios ni memes,se trata de un tiempo que,aunque imposible de dar,si despierta una sonrisa que llene el alma,me doy por satisfecha.
La sonrisa y el buen ánimo son importantísimos también pues crean defensas en nuestro interior.

Tortilla de brócoli y coliflor

Ingredientes
-600gr de brócoli.
-600gr de coliflor.
-5 huevos.
-Ajo.
-Aceite.
-Agua.
-Sal,opcional,nosotros no le ponemos.

Elaboración
Cortamos las verduras en ramilletes y lo hervimos en abundante agua. Una vez hervido,lo escurrimos bien,lo cortamos en trocitos pequeños y lo rehogamos en una sartén con aceite y ajito picado.
Batimos los huevos y los agragamos a la sartén. En un principio removemos un poquito para que se cuaje bien por el centro y ya se deja quieta como una tortilla normal.
Cuando le demos la vuelta hay que tener cuidado porque resulta muy blandita y se puede romper.



En la foto la decoré con un tomate cherry,que me encantan porque explotan en la boca, y un poquito de mahonesa.

Dedicad un minuto de vuestro tiempo a todas las mujeres de vuestro alrededor.

Queréis...


Esta entrada está dedicada a todas las mujeres del mundo

miércoles, 3 de marzo de 2010

Mamárecetas VI: Arroz Naranja.

áEsta receta viene con nombre propio,se la dimos mi hermano y yo cuando éramos pequeños y es que la mamá metía en la cazuela el arroz blanco  y lo sacaba naranja. He de decir -y si ve esta entrada mi tatillo,más grande que yo,me dará la razón-que ambos desarrollamos la vena culinaria muy pronto ya que jugabamos a cocinar y a inventar recetas.
Por ejemplo,pinchábamos unos gusanitos en un bollo comercial y le poníamos nombre o nos juntábamos los dos con hoja y boli en mano a inventar nuestro famoso arroz muerto,pero nunca pasamos del nombre,así que no hay de qué preocuparse,jajaaa.
Hoy día,mi hermano hace unos woks y un arroz con langosta que quitan el hipo.Me falta por probar sus rollitos primavera,así que ven y cocinaaaaaaaa.
La receta de mi madre es muy fácil,pero todo el mundo que la ha probado,después repite.Hasta mi novio,que es muy raro para comer,dice que le gusta.
La verdad es que con esto de las Mamárecetas me estoy haciendo de todas las recetas familiares y eso está muy bien ya que después seré yo la que cocine.
Bueno,vamos con lo importante,el arroz.

Arroz Naranja

Ingredientes
-300 gr de arroz.
-1 cebolla.
-2 dientes de ajo.
-2 pechugas de pollo sin hueso,limpias de grasa.
-2 ó 3 cucharadas de tomate triturado natural.
-1 hoja de laurel.
-200 cl de vino blanco.
-Colorante alimentario.
-Aceite.
-Agua.

Elaboración
Lo primero que hacemos es trocear el pollo y rehogarlo hasta que esté dorado.Una vez hecho esto,le añadimos al pollo,la cebolla y el ajo muy picadito -pero que se noten los cachitos después al comer- y se vuelve a rehogar,para después echarle el tomate y el laurel.Rehogamos sin dejar de mover para que no se pegue.
Tras esto,agregamos el arroz,se remueve para que se impregne de todo el sabor e incorporamos el vaso de vino blanco.Removemos y cuando empiece a hervir,le ponemos el agua y el colorante.
No hay que dejar que se quede sin agua y también es importante mover todo bien para que no se agarre. La textura final deberá ser melosa.



 En vez de pechuga podemos utilizar muslitos de pollo sin deshuesar y así conseguimos que sea menos seco y que tenga más saborcito.

Adaptación:El pollo lo podemos comprar directamente cortado y ya se encuentran en los comercios bolsitas congeladas con la cebolla y el ajo troceados.

Lo único que queda ya es probarlo,quién se anima...