jueves, 4 de febrero de 2010

Tablas de cortar.

A la hora de cocinar,lo más elemental es cortar y preparar los ingredientes para su posterior elaboración y por ello, es necesario utilizar instrumentos que nos ofrezcan seguridad. Cuando en casa de mis padres he intentado cocinar, se me ha escapado gran parte del tiempo en eso,cortar con lo que había por casa.
Mi destreza manual no es buena debido a una malformación que me impide la movilidad en cada una de mis articulaciones o coyunturas (ays,qué recuerdos,jajaaa). No puedo girar las muñecas ni levantar los brazos,ni siquiera colocar al uso los dedos;será por eso que mi madre se pone blanca cuando le digo que voy a coger un cuchillo...creo que sí.
Ahora estoy en el momento ajuar, ando buscando esas pequeñas cosas que todos necesitamos en la cocina. Hace poco descubrí unos salvaencimeras,es decir,unos rectángulos de plástico de eteno extrafinos,más o menos 3 milímetros, que me permiten desenvolverme bien, sin sufrir ni desear pasarle el cuchillo al primero que pase.
Mi tabla es muy parecida a esta que aparece en las fotos que os pongo a continuación:





Son de IKEA y su nombre es DRÄLLA. Las podemos adquirir en lote de dos al precio de 1,99€. Algo más baratas y con una mayor superficie de trabajo,las encontramos en Leroy Merlín.

Para aquellos que necesiten un dos por uno, también tenemos unas tablas de propileno. Cuando se dobla el asa, los lados de la tabla se proyectan formando una caída a través de la cual se pueden guiar limpiamente los alimentos procesados y cortados hasta la cacerola o sartén.






Su precio es más elevado,pero se da por bueno si nos resulta funcional.
Espero que os sea útil.
Fuentes: Ikea y Cuisine Paradiso
Besos
Elen
















3 comentarios:

  1. "Cortar con lo que habia por casa"..., pareciera que coges el sofa y por tus santos ovarios decides que eso sirve para cortar muslos o contramuslos de pollo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaaaaaaa.Hombre,kor,con las veces que te dijimos k un muslo y un contramuslo es igual a un cuarto trasero...
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa, gracias por tu visita a mi blog, aquí vengo dispuesta a cotillear el tuyo y, encima me dices que vas a poner la cocina, pues ¡¡que no te pase naaaaa!! jajajaja, es que anda que no lleva quebraderos de cabeza todo eso pero, chica, con la ilusión que hace , da gusto
    Ya me imagino a tu madre quitándote de delante todos los cuchillos de la casa,no vaya a ser que peligren todos los que pasen a tu lado jejeje, ainssss, es broma, hay que tomarse las cosas con alegría por que si no, apañados vamos
    Bueno, pues por ahora, no me enrollo más, pero , ten cuidado que prometo volver y no sabes el rollo que puedo tener, así que resígnate porque ¡¡volveré!!, aunque he de decirte que, como ando por muchos blogs tampoco podré venir todas las veces que quiera, así que, de momento, me pongo como seguidora tuya para tenerte un poco controlada
    Muchísima suerte con tu blog, con tu cocina y con la vida
    Un besote

    ResponderEliminar